sábado, 2 de abril de 2016

Una ocasión única para Zidane

Además de esto, y como le sucede a su contrincante, si bien en menor medida, en el pensamiento del Real la capital de España se halla la eliminatoria de Liga de Vencedores del próximo miércoles frente al Wolfsburgo. Real Madrid vs Barcelona 2016


No obstante, el equipo no se puede permitir una derrota, puesto que a pesar de que esta no decida el título de una Liga prácticamente sentenciada, perder frente al máximo contrincante puede dejar señalados a muchos futbolistas ya cuestionados por su desempeño durante esta temporada, si bien singularmente por el último derbi madrileño. Además de esto, el técnico francés asimismo se juega mucho a un nivel personal en este Tradicional, puesto que se le acusa de no contar con de capacidad suficiente para adiestrar a un equipo de élite y de solo estar en el banquillo madridista para satisfacer a las “vacas sagradas”, tal como por ser amigo del presidente. Real Madrid vs Barcelona 2016


Por tal razón, el Tradicional se presenta como una ocasión única para Zidane de probar su calidad como entrenador, quien no solo derrotaría al actual tricampeón y al eterno contrincante, sino además de esto, lo haría como visitante en su estadio, lo que indudablemente produciría un estado de plena confianza en el equipo para enfrentar el tramo final de la Champions League.


En lo que se refiere a la alineación, Zidane por último no va a poder contar con Raphael Varane, quien ha vuelto lesionado en el sóleo tras jugar con su selección, al paso que por resolución técnica ha decidido descartar a Kovacic y Arbeloa.


En comparación con resto del equipo, la lengua francesa va a tener a todo el equipo a su predisposición, con lo que se espera que Bale, Benzemá y Cristiano Ronaldo formen el tridente de ataque; que Casemiro, Modric y Kroos configuren el centro del campo; y que Pepe y Ramos sean la pareja de centrales, con Carvajal y Marcelo en los laterales.